October 4, 2022

La Reseña Objetiva de Coscu versus Residente

La batalla que todos esperamos… para nada

¡Sobrinitooooooooossssssss! ¡Tú sabes que Tío hace falta!

Después de ocho fokin años de que saliera “Adentro” (2014) de Residente, finalmente se vino la guerra con Cosculluela. Coño, estos cabrones lo cogieron con más calma que el tembloroso Rubén Sánchez cuando le baja el panty a su novia Veronique. Yo creo que todos están bastante claros sobre la cronología de esta enemistad… bueno, eso en estos tiempos ya no importa, pues todo el mundo dice disparates sin verificar -ni importarle, incluyendo la prensa- si es cierto lo que disparan, y aquí obviamente vamos a hacer lo mismo porque tenemos cero responsabilidad.

Cuenta la leyenda -que nació en páginas como Desahógate y Flowhot.Net- que todo comenzó en el aniversario de White Lion, donde la exitosa y sudorípara agrupación Calle 13 -de la cual René era líder- dio un show bien largo pa’l carajo con su música indígena alternativa, impidiendo que otros artistas como Jowell y Randy, Zion y Lennox, y Coscu no tuvieran tiempo para dar su presentación completa. Jose Fernando, quien para entonces pensaba que René olía a bucha pelotera, agarró el micrófono y comenzó a despotricar contra “el cafre de Trujillo” alegando que este era un “ropa fea que no tenía delivery al rapear”.

Esto provocó que los artistas discutieran en las afueras del evento, y como típicos muchachos que estudiaron en colegio privado, se invitaron a pelear sin ninguno de los dos tener destrezas para el combate mano a mano. La cosa no pasó a mayores, y aunque ambos se quitaron la camisa y se dijeron “mamabicho” y “no, mamabicho eres tú”, Elías les gritó “¡déjense de pendejaces y váyanse pa’l carajo pa’ sus casas!” con la misma velocidad que Yoda borracho, evitando que ambos raperos se agredieran a mordiscos. Los artistas -quienes respetan muchísimo a su mentor- decidieron no partirse las caras en aquel estacionamiento, y desde entonces hubo indirectas entre ellos, aunque seguían perteneciendo a la misma compañía y saludándose con hipocresía.

Hay que destacar algo importante: René y Jose son muy diferentes en sus forma de pensar, y mientras que a Coscu le encanta lo que representa la calle, Resi critica la obsesión con las armas de fuego y el amor a lo material. Ambas cosas son válidas, porque aunque le guste o no a muchos, las cosas que Coscu narra de la calle son parte del día a día de un montón de personas, y lo que Resi dice también es verdad. El trabajo de un liricista es relatar lo que piensa con buena letra y ritmo en la narración, y los dos tienen sus méritos.

Residente viene de una familia de clase media que hizo lo que pudo para sacar a sus hijos hacia adelante, y Coscu viene de una familia acomodada, ya que su padre fue un médico cubano que tuvo que venir a la isla debido a lo que estaba pasando en Cuba. Ambos lados son válidos: René representa esa esquina del boricua que no se deja y mete cojones, y Coscu viene del esfuerzo de una familia que tuvo que exiliarse y echar raíces en otro país. Tener éxito y dinero no es malo, ¿o acaso no es lo que todos queremos? 

Ambos cantantes también tienen similitudes en su personalidad, y ninguno acepta que otra persona piense diferente a ellos, pero de eso hablaremos otro día (estos cabrones son el ying yang urbano).

¡Ahora vamo’ pa’ la sangre, papeh! ¡Vamo’ pa’l round uno en esta batalla de señoras!

Coscu

Esto empezó como un culto… ‘pérate, déjame chequear si es la tiraera de este cabrón o le di play al disco “Juicio Final” de Héctor Delgado… sí, es la tiraera de Coscu llamada #René[R]enuncia “♬Agárrate con la puca/ el fuego pa’ to’ el que me cuca”, ahora empezó esta pendejá.

El delivеry perfecto/ mis falla’ a cero por ciento/ Y el nombrе que te atormenta desde que tiraste Adentro/ Atrévete-te-te, ¡dilo!/ Que no porque seamo’ White Lion ‘tamo cosío’ del mismo hilo/ Que yo los desinstalo y pa’ ti no hay na’ más malo/ Que un maleante de cartón, cabrón, te esté bajando el palo”

Coscu vino con rabia y eso me gusta… aunque lamentablemente, no continuó la embestida y comenzó a hablar de él, no de su contrincante. Sobrinitos, las tiraeras son un ejercicio de guerra mental, hay que tener estrategia al hacer el ataque. Por ejemplo: René ha utilizado en varias canciones la “técnica Eminem”: me tiro yo mismo para restar argumentos a mi contrincante. Esta oportunidad era perfecta para que Coscu hiciera lo mismo (hablara sobre que viene de clase alta, que se sembró pelo, que aún le debe $5,000 mil a Willy Cultura, que se lava el culo en un bidet, etc) para quitarle balas a su contrincante… pero no lo hizo.

“Que yo tengo to’s tus dato’ en el cuaderno/ Tú no puede’ criticar al candidato sin vivir bajo el gobierno/ No puede’ criticar que no hay trabajo si no vive’ en el 100×35/ Bo, no aporta’ un carajo”

Uno puede estar o no de acuerdo con René en sus posturas políticas, pero hay que ser honestos: él siempre ha estado pendiente a los asuntos de su país. Coscu pudo clavarlo en las incongruencias de René cuando habla de los actos de políticos (porque sí se ha contradicho un montón de veces dependiendo si el funcionario es de Derecha o Izquierda), pero decir que él no aporta un carajo es faltarle a la verdad.

En esta pendejá, como en en cualquier batalla, no se deja espacio para que te contesten fácilmente y te claven; Coscu abrió la puerta y dijo “¡pasa, René!”. El rapero de manos suaves y rostro paralizado rápidamente fue acusado de PNP… cosa que él nunca ha negado, pues hasta en fotos sale cantando en actividades de Luis Fortuño, y en una imagen salía abrazando -pene sobre pene- al exgobernador. En verdad es una mierda que quieran meter la política en el género (como si no estuviésemos hasta el bicho de ese asunto), pero de entrada fue el mismo Cos quien trajo el tema.

Luego de ese verso, Cosculluela se fue por unos minutos a hablar de Dios, y a tratar de hacer una peluca con cuatro pelos, desperdiciando barras que bien pudieron usarse para dispararle al adversario diciéndole -por ejemplo- que Residente solo suena en los playlist de mujeres que no se afeitan la pájara y cuarentones rebeldes.

Eso sí, me gustó cuando comenzó a hacer el coro de “Chulin, culin, chunfly”, y ahí yo dije “este cabrón ahora es que apretó”, pero la desilusión fue inmediata al escuchar “atentamente Jordan, sin hacer el fly”, y pasó al próximo verso. También mencionó a un nuevo autor llamado Pablo Coelho y utilizó el sonido de un águila cuando hablaba de un cuervo. Esta tiraera parece que la hicieron en menos de dos horas, Mueka tenía hangover, y el Blanco Perla estaba cansado después de un día corriendo lancha con hembras culihechas, ya que se nota en la calidad, falta de punchlines y monguera del tema.

Coscu -quien tiene una competencia con Balvin y DY para ser el que tiene más Botox en su cutis de nena- utilizó la trillada movida que lleva años usando en su arsenal al mencionar a Tego: ‘divide and conquer’. By the way, René también usó esa técnica en tiraeras anteriores, donde decidió saludar amigos de su enemigo como si fuera la sección de Titi Aixa en Wapa.

Al final, dice “Que yo no creo en venganza ni pauta ‘e los fariseo’ / Yo que tú busco la Biblia, ateo, y búscate en Mateo”… Puñeta, Coscu, ¿qué carajo te pasó? Uno quiere maleanteo, escucharte ofender al contrincante y de repente tiene a la versión de Almighty con mejillas rosadas hablándote de religión.

En el próximo verso, vuelve con una línea bien zángana (Resi, yo rezo por ti, pero es que tú no rezas), pero la mejora al decir que la cerveza de Residente sabe a Keystone expirá. Debió añadir que las Miller Lite de Balvin se venden mucho más, solo para herir el ego de Residente, quien tiene una bebida que nos hace extrañar a la asquerosa cerveza Buyé. Una vez más cayó en un bache de unos cuatro versos vacíos, y retomó la embestida con “Ve busca al Antillano, que llame a la Tokischa, se junta Residente, el sándwich de salchicha”; para mí esa línea fue la mejor. Necesitábamos más de esto, y menos habla’era de Dios ni pendejaces del Viejo Testamento.

Los detractores de Coscu y la secta de René se ofendieron alegando machismo, transfobia y mil estupideces más, sin saber que en LAS TIRAERAS TODO SE VALE. Mis hijos, las tiraeras las gana el mejor que insulte, no son para darse palabras de respeto ni besitos. Yo no sé si esta gente lo olvidó, pero en la guerra de Tempo y René, éste último dijo algo sobre el autismo, y rápido salieron un paL de grupos buscando pauta y pidiendo que el rapero se disculpara. Mera, mamaos, esto de que todo se vale es desde que el género comenzó, y ustedes no estaban ahí escribiendo sus reglas totonas y blandengues; algunos de ustedes escuchaban a Taylor Swift y a Adele, y ahora tienen el Síndrome de Molusco y se creen urbanos. Déjame decirlo en su idioma: “M-A-L-A M-I-A, I-A, mala mía”.

Después de esa barra, Coscu rapeó varias boberías, pero ninguna con emoción ni furia. Tengo que destacar que cuando Coscu empezó a hablar como si fuera René le quedó bastante bien, en la parte de “nigga, estás denigrando” y luego lo mandó al carajo. Debimos tener más de esas burlas, José.

Se quedó corto el Princi; ni siquiera se tiró una barra comemierda diciéndole a René que debía lavar la gorra betiá con la [R] que no se apea o que éste usaba tenis de velcro como los retarda’os porque si no podía aprenderse las partes del cuerpo con la que jugaban pelota los taínos, menos iba a saber amarrarse los tenis. Esta debe ser la tiraera más esperada, y a la misma vez más floja de Cosculluela.

¿Cuántas percos le doy? Te digo ya mismo.

Residente

En la primera barra de “Cosquillita”, René bajó caliente al burlarse de la mayor debilidad de Coscu, después de las rubias problemáticas: su nueva cabellera con partidura. Rene -quien tiene la asombrosa habilidad de cagarla rápidamente- continuó con una de las líneas más totonas que hemos escuchado en la historia del género urbano: “Se cree que es un murciélago, pero es un renacuajo/ Por eso de un tajo lo rajo sin cebolla y sin ajo”. Ahora mismo Nico Cánada no sabe qué hacer, después de estar días de media tour en todos los podcasts de Pe Erre diciendo que René venía con tremendo arsenal lirical. ¡Uuuffffff! ¡Vino con to’, muchacho!

Sin perder tiempo, Resi hizo lo mismo que todos sabían que haría: hablar de que Cosculluela es rico de cuna y que se crió en una familia de doctores, arquitectos y gente de bienes raíces. Desde las tiraeras que Coscu tenía con Gastam hace más de una década, le están diciendo al Blanco Perla que es un riquitillo, cosa que él nunca negó. Eso ya no es un argumento que pueda joderlo, y menos viniendo de otro tipo que es rico hace años.

Cada vez que entran en este tema lo que viene es demagogia por ahí pa’ abajo. A veces no entiendo a René: habla de la educación, pero si estudias y logras hacer mucho dinero en tu profesión, es malo. ¿Ser médico adinerado es malo? ¿O es que su mente esa rama merece cobrar el mínimo federal? Al parecer, solo su dedo puede decidir quién merece la toLta y quién no.

“Tú eres la de la H, pero de HUELEBICHO”… excelente línea, René. ¿Ves? Con insultos es más bonito, no tienes que darnos lecciones sobre las clases sociales, al público no le interesan. Después de una buena línea, volvió a hablar de que Cosculluela no sabe lo que es pasar necesidades, y René lo dice como si a sus 44 años estuviese pasando vicisitudes en una comunidad de Orocovis adentro.

Lo mío fue suda’o, lo tuyo hereda’o”… después de esta barra, el hijo de René se va a tener que quedar sin herencia para que papá sostenga sus palabras. Aquí es que Residente empieza otra vez a demonizar la riqueza, y bla, bla, bla, hasta que -irónicamente- el coro nos da un descanso del mismo sonsonete.

Luego del coro, yo dije “aquí es que Resi lo va a descabronar”… pero eso nunca pasó. Hay que mencionar que le tiró un zarpazo al decir “Tú ere’ un puerco chota adicto a las Perco, racista”, pero otra vez la cagó al utilizar el argumento de los wokes acomplejados que ya había usado con Balvin. No olvidemos que hay un crazy sector progresista que ve racismo hasta en la decisión de comer unas galletas Cameo o unas Oreo.

Después de eso, siguió hablando de él (como siempre hace Tempo) y no le dedicó barras a lo más importante de una guerra: ofender y desestabilizar mentalmente al enemigo. René parecía que cogió las letras de lo que se sobró en la tiraera pa’ J Balvin y las usó aquí. ¿Dónde puñetas está la rabia? ¡Años de espera pa’ esta mierda!

Un raperito hispano, republicano/ El Paris Hilton urbano”… René cae en demonizar palabras, aunque se queja de que lo hacen con él al llamarlo “comunista”. ¿Les dije antes que René y Coscu tienen similitudes? Me quedé con las ganas de que le dijera algo de que Coscu “tiene cara de señora que compra en Sephora / tu esposa te dejó pa’ beber leche a to’as horas” o alguna línea recordándole al humacaeño todos sus complejos físicos, pero eso no pasó.

Yo no sé ustedes, pero esta tiraera yo la sentí más larga que una misa católica hecha por un cura gago, y aunque tuvo un par de buenos momentos ofensivos (habló de los hijos de Cos y de su papá sin misericordia, como deben ser las tiraeras), yo solo quería que se acabara pa’l carajo porque estaba resbalando en lo mismo. Bróder, podías hablar menos de ti, y más de Coscu, y lo resumías en cinco minutitos.

Conclusión

Las expectativas eran muy altas. Tras años de indirectas y puyas en las redes, esperábamos que salieran a matar… y ninguno de los dos lo hizo. Cosculluela y Residente se comportaron como el chihuahua que ladra detrás de la reja, pero al abrir el portón no hace un carajo. Este era el momento para descabronarse la salud, y se trataron con más cariño que los empleados de SBS en la fiesta de navidad.

Algunos piensan que este solo es el principio, pero en una guerra no hay segundas oportunidades: se sale a cazar y ganar. Ni René ni Coscu estuvieron a la altura, aún teniendo unas rencillas tan fuertes. Hace unos meses discutieron en Instagram y Elías tuvo que evitar esa disputa entre sus hijos; entonces, ahora les da la verde y los nenes vienen a pelear caga’os. ¡‘Áyanse al carajo!

El delivery de Coscu siempre es entretenido, y él era mi favorito en esta reyerta porque pensaba que su estilo burlón podía joder a René, quien siempre viene a dar clases de política y a regañar como Vico C. Por su parte, René es un maestro de la tiraera y las apuestas del público siempre van a él en ese campo, pero careció de pasión a diferencia de otros exponentes con los que guerreó como NK El Profeta y Tek One. Los DOS fueron unos chapuceros en esta batalla y demasiado predecibles en sus argumentos.

¿Cuántas percos le damos? A Coscu le doy una 💊 perco y a René le doy 💊½ percos. Recuerden que el máximo son 💊💊💊💊💊  percos, aunque en esta ocasión merecen que los midamos con 🍦🍦🍦🍦🍦. Esta tiraera hasta nos hizo extrañar a Rauw Alejandro y Jhay Cortez. ¡Bienvenidos al Club de los Pastelillos!

Aunque esta fue la tiraera MÁS FLOJA de ambos raperos, este round lo ganó Residente, pero por el mínimo porque Coscu parece que estaba economizando los punchlines de él. Cabrones, si van a seguir creando expectativas para tirar mierdas así, mejor quédense guerreando en Instagram.

Sobrinitos, nos vemos en la próxima. ¡La bendición a Tío! 🦍

**********

 

Ante la llegada de un supuesto meteorito que acabará con la humanidad, Checo tiene una crisis existencial y una misteriosa persona llamada Álex Gargola organiza un party lleno de excesos para celebrar el fin del planeta. Otro de los cuentos que puedes capear en patreon.com/macetaminofen 

 

Leave a Reply

%d bloggers like this: