October 18, 2021

Reseña de Nobody

La saga de Breaking Bad continúa.

Saludos, luz de mis ojos. Después de mucho tiempo, he retomado uno de mis pasatiempos favoritos: ir al cine. Pocas cosas me hacen tan feliz como sentarme en una sala oscura que me recuerde a mi alma. Ese piso pegajoso como cuando la diabetes no te permite llegar al baño y no te queda de otra que orinarte en una esquina de la sala me hace sentirme como en mi casa.

La felicidad en una foto.

Mi nombre es Gazoo Starr, besos a los que me recuerdan y flores al que ya me olvidó. Anoche me fui a ver Nobody, pensando que trataba de todas esas damas que se pajean pensando en mí. Para mi sorpresa, es al igual que “El Camino”, una película sobre un personaje de Breaking Bad. En esta ocasión se trata de Saul Goodman, quien antes era Jimmy McGill, y ahora es “Hutch Mansell”. A lo mejor a otro lo cogía de pendejo, pero a mi no. No señor, yo reconozco al buen Saul en cualquier lado.

La última vez que vimos a Saul Goodman, el abogado de Walter White, estaba escondido y trabajaba en Cinnabon. La verdad es que no sabíamos cual era su verdadero hogar. Resulta que ha vuelto con Kim Wexler, quien es una poderosa abogada, y tiene dos hijos de los que no sabíamos. Los hijos piensan que el es un pendejo, pero lo que no saben es que Saul fue entrenado por Mike antes de que este muriera y ahora es una puta máquina de guerra. Incluso Kim ya no le quiere dar chocha por las noches porque el pobre Saul es un pendejo, no aquel tipo arriesgado que era cuando se conocieron.

Un día, un sobrino de Salamanca y su esposa se meten a la casa con la misma caja de pizza que Walter White tiró al techo. Buscan robar, pero se van con las manos vacías porque les hace falta odio, Sasuke, y a Saul les dio pena. Sin embargo, la mañana siguiente la hija nota que le falta el collarcito del gato que no tienen, lo que vuelve loco al buen Saul. Este usa Ed Gralbaith, el que les da nueva identidades, para que le de una licencia de FBI de embuste. Con esto, Saul se pone a buscar a los que asaltaron y los encuentra. Resulta que, bendito, eran dos puertorriqueños que robaban porque tenían un bebé enfermo de Covid. Saul les perdona la vida y se va.

Se monta en la AMA (la película es en San Juan) y allí vienen seis bandidos de la banda de Nazis que hicieron a Jesse Pinkman su puta y esclava a tratar de violar a una muchacha que solo quería llegar a su hogar en Miramar después de un largo turno en Church’s.

Saul ve esta como su oportunidad de desquitarse, pues este mierdero no hubiese pasado si ellos no mataban a Walter ni se apoderaban del negocio de meth en Nuevo Mexico. Saul los mata pa’l carajo a todos usando los libros de estudio de derecho de Ruth Ortega y sus propias manos. Lo que el no sabe es que mató al hermano menor del hermano mayor del líder de la ganga que Walter mató con la tonganesa que montó en su carro en el último capítulo de Breaking Bad. ¿Me entendieron? Yo tampoco.

Pues el malo manda a todos los rusos a matar a Saul. ¿Que los nazis son alemanes y no rusos? ¿Que no hace sentido lo que estoy diciendo? Sígueme la corriente, luz de mis ojos.

Ajá, entonces el malo manda a matar a Saul, pero éste no se ha cambiado de nombre tres veces por ser un pendejo. No señor. Saul es resulta que fue el trainer de Rambo, el sensei de John Wick y el fundador de Cobra Kai. El se puede defender de lo más bien. Además, cuenta con la ayuda de Emmet “Doc” Brown que usó su último viaje al futuro para llegar al 2021 y ver en una égida unas péliculas de vaqueros que le recuerdan cuando fue al Viejo Oeste a tener sexo con una mujer que no se depilaba la panocha. No, si te digo. ESTO ES UN PELICULÓN.

Saul Goodman y Emmet “Doc” Brown mostrándole a George Floyd su solidaridad con #BLM

Demás está decir que la acción está más cabrona que la que ves en la Pepín Cestero una noche de sábado de lucha libre. Eso es puño viene, puño va, patá, cabezazo, batazo. ¡Olvídate tú! Es como estar a las 12 de la noche en un cumpleaños de centro comunal, que tú SABES que la sangre va a correr.

Nobody tiene algunos problemas, y es que es tanta la acción que si te estas meando NO puedes levantarte. Tienes que mearte encima o perderte un shot de adrenalina. Tampoco te da tiempo a mirar el teléfono, así que posiblemente te pierdas cuando alguien en Facebook ofrezca emprender y ser tu propio jefe. Qué tristeza.

Sobresale la actuación de Bob Odernick como Saul Goodman. Este señor ha demostrado ser un maestro de la actuación al tomar ese personaje y cada vez darle mas capas como si fuera una de las cebollas de Shrek. Si tu a mi me hubieses dicho 5 años atrás que iba a comprar a este actor como un TAKEN o un John Wick te hubiese escupido la cara. ¡Pero que equivocado estaba! Tu no solo se lo crees, sino que en ningún momento dudas de sus proezas como combatiente.

La actuación del ruso también estuvo demente y las escenas con Doc Brown siempre son graciosas.

En fin, si eres fanático de Breaking Bad y quieres saber hacia donde va el personaje de Saul Goodman una vez acabe la serie, esta película es para ti. Yo estoy bien seguro de que va a ganar MEJOR PELICULA en los Oscares. O sea, ¿ustedes leyeron lo que yo les acabo de escribir? Eso es lo más cabrón que mis ojos han visto, y no estoy citando El Problema de Yankee.

Puntuación: Cuatro El George Rivera Rubios y un Culote de 5 El George Rivera Rubios. (4.5/5)

Espero que esto los haya convencido de ir a ver esta obra de arte. Recuerda seguir a El George Rivera Rubio en FB e Instagram para saber más de cine. A mi me puedes seguir en FB e Instagram como @GazooStarr y en Twitter como @VivaGazoo.

No olvides que pronto sale en Amazon y Bad Abelardo mi primera novela y seguro éxito de Hollywood.

Leave a Reply

%d bloggers like this: