October 18, 2021

La caida de Daddy Yankee

Hola, luz de mis ojos. Te habla Gazoo Starr, besos a los que me recuerdan y flores al que ya me olvidó. He vuelto para quedarme, así que prépara un vaso de maví, unos bacalitos y ponte cómodo, que este Verano la vamos a pasar mejor que Daddy Yankee.

Daddy Yankee, pensando a quién le robará la sangre ahora para mantenerse vigente.

Ramón Ayala, conocido como El Cangri, Winchesta, El Big Boss, El Mejor de Todos los Tiempos, El Movimiento, DY, El Jefe, está pasando por su peor momento desde aquél fatídico día en que Maestro le declaró la guerra en la íconica obra maestra Talento de Barrio. Y es que como dicen, lo malo cae todo de cantazo, y eso le ha pasado al vampiro de boca levemente virada.

Todo comenzó cuando Gasolinita o Chiqui Yankee (como lo quieran llamar) se enamoró de las nalgas plásticas de Andrea de Castro Font. Se necesita una nube bien negra para sacar de carrera a uno de los mimados de Puerto Rico. No fue hasta que Gasolinita vio que podía ser tan mal padre como Andrea aparentemente es madre, que se enamoró perdidamente.

De izquierda a derecha: Andra De Castro, E.T. y Gasolinita

Para los De Castro, todo era miel sobre hojuelas. Después de perder todos los millones excepto los que Ñañito guarda debajo de la lengua y por eso la fañosería, el sólo tener que esperar a que Daddy Yankee viera el Sol un día y se quemara para siempre, les resultaba tarea fácil. Ñañito no tuvo problemas en entablar una buena relación con Chiqui Yankee, pues el hijo del Cangri está acostumbrado desde niño a escuchar a su padre decir idioteces y palabras a mitad a alta velocidad. Si hay algo que Gasolinita desarrolló es el oido para la porquería. El manganzón se sintió como en su casa, y mas le valía, pues su madre al ver que su querido hijo no le bastó con hacerla abuela a escondidas, lo dejó en la calle. Fue así como Chiqui Yankee pasó de ser mantenido por su madre, a ser mantenido por una madre que no vista a su propio hijo. Sí señores, Andrea no cría a su hijo pero no tiene problemas en criar a un ventiañero.

Ramón, listo para entregarle la custodia de Chiqui Yankee a Andrea.

Esta situación familiar descentralizó a Ramón. Me cuentan mis espías de embuste, que tanto es el stress, que hasta los muslos le han rebajado. Ahora hasta puedo realizar uno que otro paso de baile, cosa que nosotros los gordos cabrones y la gente de muslos obesos no podemos hacer. Pero Diosito da y Diosito quita, y lo que le quitó fue la musa y el favor del público.

Ciego al no fallar un tema desde 1994, trató de venderle al público que venía “under” con “Problema”, una oda a Andrea de Castro y sus dilemas familiares. “Esa gata es problema”, reza Yankee en la canción, casi suplicándole a Chiqui Yankee que abra los ojos por amor a Cristo, puñeta, y no se meta ahí. La canción no era mala, pero tampoco fue lo que prometió, por lo que se llevó el frío rechazo del público. La realidad es que DY hoy día es menos under que un turista en La Perla.

Envalentonado, Ramón pensó en su próximo paso mientras se la jalaba una casqueta de camino al Baby Shower de Natty y Pina. “¡Eureka!” gritó al venirse, pues en ese momento le llegó la musa en forma de un joven Carlos Romero Barceló. Todo lo que tenía que hacer era seguir la métrica de sus últimos 45 éxitos. Por ejemplo, donde en “Dura” dice…dura, pues el diría “El Pony”. Estaba seguro del éxito avallasador del tema. ¿Y saben qué? Lo fue, pero no se lo digan a la gente en Puerto Rico que quieren a tó cojón ver la caida del mas grande. Yo, como solo quiero que tú me quieras, luz de mis ojos, seguiré el jueguito de que la canción fue una porquería.

Daddy Yankee junto a cuatro equinos claramente abochornados. Uno de ellos se negó a salir en la foto.

Bueno, pues la canción no le gustó a nadie. El video no tiene ni la población de Camuy en views. Una de las quejas más sonadas es que “ni que un Pony, que charro”. Aparentemente, la gente olvidó que algunos de los temas más sonados de Yankee tienen que ver con una combinación china, un taladro, petróleo, sobre machucar, romper cosas y seguros de skis.

La cosa es, mi querida luz de mis ojos, que Yankee está a punto de volverse Tempo, que no importa lo que haga, todo el mundo se lo pasa por el trasero. Me dicen mis fuentes no confiables que hay temor en El Cartel Records, y que junto a la casa de Gasolinita, Yankee está por vender sus propiedas y volver a su apartamento en Villa Kennedy. ¡Cómo caen los grandes!

¿Qué puede hacer Daddy Yankee para salir del boquete además de cantar con San Benito? Para eso estamos aquí. Lo primero que tiene que aceptar es que la mejor canción escrita sobre un caballo le pertenece a Joseph Fonseca. Por lo tanto “El Pony de Palo Remix” junto a Joseph lo llevaría a un nivel que el nunca pensó alcanzar. Sí, hablo del nivel de comedia musical. Es un nicho que está vacío y que solo tendría que competir con Jovani Vazquez y Toño Rosario. Oye, peor es nada.

Un sensual Joseph Fonseca diciéndole a Ramón que se quite que va sin jockey.

Lo otro que puede hacer es rendirse ante Andrea para que le quite la maldición. Ramón y Miredys jugaron esto mal. Mientras más te opones a lo que quiere hacer un niño, más lo va a querer hacer por sus cojones. Así que lo primero que tiene que hacer es lograr que Andrea consiga el comodín para los anillones tan gordito y fluffly como su pájara. Esto mostrará buena Fe, y verá como Gasolinita deja a Andrea más rápido de lo que Jorgito puede decir “remordimiento”.

Luz de mis ojos, léeme bien: Daddy Yankee va a ser Daddy Yankee aunque desde este momento tire pura porquería. Con un cátalogo de canciones como el que tiene, basta para llenar coliseos hasta que se acabe el mundo. Ya ese cabrón no necesita ni escribir. Con que se trepe en tarima y cante los palos con los que crecimos, basta para ser felices con su música. No sean cabrones. No podemos destruir una carrera por dos malas canciones. No sean tan dañinos. Cualquiera diría que están tratando de enterrarle una daga de mala leche a través de su corazón para que se muera y Andrea herede vicariamente. Qué feo tu corazón.

Recuerda que me puedes seguir en FB e Instagram en @GazooStarr y en Twitter bajo @VivaGazoo.

Y espera pronto mi libro, la verdadera historia de Hatillo y Camuy:

Leave a Reply

%d bloggers like this: