October 21, 2020

La Reseña OBJETIVA de Yandel: “Quién Contra Mí 2”

I’m baaaaaaaaaaaaaack!

Es bueno regresar a mi casa La Letrina, pero mejor es observar los pedazos de cráneos de aquellos viejos enemigos derrotados. Mis dos inmensos rotos de la nariz inhalan con la misma furia de un gorila… sí, huele a mierda… ese el olor de la victoria. Hace muchos años yo era el dueño y señor de esta parcela del Internet; de hecho, mi estilo fue tan punzante e innovador que hasta se lo regalé a mis detractores para que me tiraran con mi mismo flow porque soy benévolo, pero de eso hablaremos otro día porque hoy ando de buen ánimo y no quiero destruir el espíritu de mis detractores… una vez más.

Hoy vamos a hablar del señor Llandel Veguilla Malavé, mejor conocido como Yandel o “el menos graciosito del dúo Wisin y Yandel”. La primera vez que escuché a este señor en un video de DJ Dicky, lo primero que pensé fue “me gusta más como le mete el otro, el que usa camisa de botones sin mangas”. No era que Yandel cantaba malo, era que cantaba malísimo. Aquello parecía una ardilla bellaca. Sin embargo, con su majadera voz le daba un toque especial a los disparates que Wisin repetía sin temor alguno.

Cuando Wisin y Yandel zumbaron “Por mi reggae muero” en el disco “Sandunguero” de DJ Blass, me convertí en fanático de ellos, pues para aquel entonces ser caco era sinónimo de caca; o sea, de muchas cosas malas, especialmente te tildaban de “ser bruto” si disfrutabas de esta música sexosa. No, los acomplejados no son cosa nueva, siempre han existido; al parecer, en aquel entonces habían personas que se sentían superior intelectualmente por escuchar otros géneros musicales como el rock… aunque ninguno de esos “genios” llegó a la NASA, pero de eso hablaremos otro día. En aquel momento, Wisin y Yandel se pararon y defendieron el dembow; no solo eso, sino que pusieron a las rockeras a menear las nalgas. Wisin y Yandel solo tenían una misión: ponerte a perrear hasta despertar en ti las ganas de chingar.

En el 2003, la dupla se coge un break y deciden lanzar sus discos como solistas: “El sobreviviente “ de W (2004) y “Quién contra mí” de Yandel. Recuerdo que cuando sonaba el “te suelto el peeeeelooooo, te quito la camiiiisaaaaaa”, las hembras de aquella época se ponían satánicamente bien sueltas. Incluso, en una ocasión en La Guancha pude observar en el parking cómo una dama se quitaba la blusa al ritmo de la canción. No fue muy grata la vista porque la realidad es que tenía una tetas feas, sin contar que cargaba con unos amplios y puntiagudos pezones negros. Esa no lo vieron venir, ¿ah? Mentira, ese suceso me lo acabo de inventar, solo quería molestar a los bobos estos… o quizás no me lo inventé na’, quién sabe.

Wisin aconsejando a Yandel a nunca grabar con alguien que se parezca al bicho de Tito El Bambino como Jhay Cortez.

Anyway, “Quién contra mí” fue un discazo en el 2003 y Yandel demostró que podía matar la liga solo… hasta que Wisin tiró el disco de él, y fue demasia’o de muy superior. Diecisiete años después en el 2020, el capitán Yandel decide hacer una segunda parte de aquel mítico álbum y antes de darle play al disco, yo en realidad no espero mucho porque este señor lleva meses luchando contra la andropausia severa. Vamos a darle play y hacer la reseña OBJETIVA de “Quién contra mí 2”.

-Quién contra mí: Yandel comienza como una versión urbana y limitada de Daniel Habif: no ha dicho un carajo con sentido, pero uno lo escucha motiva’o y diciendo que sí con la cabeza todo el tiempo. Todavía no sé si estaba intentando rimar o estaba “flow Kendo Kaponi” que rima cuando le sale de los cojones. Fue un buen intro.

-Dembow 2020: tengo que decir que cuando escuché los primeros acordes, se le estremeció el alma al joven lozano que vive en mí y que guía un Cavalier blanco del ‘95 apodado “El Lechelier”. Rauw Alejandro le está metiendo bastante cabrón, y hasta nos hemos olvidado que le robó el estilo a Chris Brown con el mismo descaro que un Ignaciano deposita el cheque de PUA en su cuenta de Populoso. Buen comienzo del disco.

-No te vayas: a J Balvin solo lo describe una palabra: mongo. No, no me malentiendan. A mí me gusta el estilo de Balvin, pero a veces parece que está monta’o en la misma canción y no se apea de ella desde el 2016. La canción no es mala, es de esas canciones que disfrutan las personas que beben mojitos, se hacen retoques en las fotos antes de subirlas a las redes y se afeitan las piernas religiosamente.

-Diablo en mujer: cuando leí el título lo primero que pensé fue en mi esposa. En este tema aparece Myke Towers, Natti Natasha y Darell, el tipo que chantea ladrando. La canción está bastante buena, es ideal para un sacar a perrear a un culito nuevo y darle con el bicho en las nalgas en el medio de la disco. Wait… mi esposa va a leer esto. Me jodí. Vamos pa’l próximo tema.

-Por mi reggae muero 2020: tengo que decir que estaba bastante caga’o cuando le di play. La versión original es de mis temas favoritos de “los extraterrestres”, así que estaba dudoso al escuchar una versión con el retarda’o de Anuel. Tengo que confesar algo: me equivoqué. No había nadie más sucio, vulgar y bellaco que Anuel para este tema. Solo faltaba el ministro Ñengo Flow para que se acabara de joder la jodienda. Muy duro.

-Fama: ok, al ver quiénes aparecían en la canción, tuve que ir a darme varias cachás para poder procesar toda esa información a la vez: FUCKING SNOOP DOGG… CON RUBÉN BLADES. Yandel empezó coreando sobre marcas y pendejaces, luego Snoop le mete a la misma vez que se fuma dos ‘blunes’ y se bebe un refresco, pero cuando sale Rubén en los coros es oooooootra cosa. Aunque seas un pela’o que ahora mismo está pensando en saquear un supermercado para comer, te va a gustar el tema. By the way, si vas a saquear, me puedes tirar al inbox para ayudarte.

Yandel en una foto de archivo junto a Oscar Serrano de Grupomanía


-Ponme al día: este tema es con el enano cabezón de Jhay Cortéz; de hecho, mis fuentes de Carolina me dicen que Jhay y el bicho de Tito El Bambino son hermanos gemelos. Nada, que la canción en un skip. Quizás Bryant Myers lo pudo haber hecho mejor.


-Ella entendió: en este tema participan Farruko y Papi Arca, así que antes de darle play ya estaba asegurando que la canción iba a ser buena. No me equivoqué. No es la mejor canción de ninguno de los tres, pero es buena. Es ideal para escucharla mientras chingas con tu esposa. Esa última línea la escribió mi esposa.

-Se viste y se maquilla: ¿un tema con Ozuna? Dale skip. No hay nada que perder aquí.

-Actúa: en esta canción participan Ñengo y KEVVO, y aunque aún tengo dudas de la capacidad del virgen de KEVVO, tengo que decir que les quedó cabrona. Yandel se tiró un coro de respeto, como en los viejos tiempos.

-Celda: Dios mío, siento que han pasado dos días escuchando este disco. ¿Cuánto falta, puñeta? En este tema participa el nuevo mimado de las treintonas comenenes, el colombiano Manuel Turizo. Puedes darle skip y nada va a pasar.

-No te soltaré: Yandel con Nicky es una combinación muy dura. De sus respectivos dúos, los dos fueron los underdogs y con el tiempo demostraron que tenían la capacidad de ser una súper estrella… bueno, en realidad, solo Nicky lo demostró, Yandel no.

-Qué vas a hacer: un tema con Maluma… ¡SKIIIIIIIIIIIIIIIIP!

-Se me olvidó: hace muchos años atrás, hubo una rivalidad entre Zion y Lennox y WY, batalla en la que “los campeones del pueblo” triunfaron. Ambas duplas están bien cabronas, y ya han demostrado que se combinan bien. Muy buen tema. Iba a escribir mi predecible comparación de Lennox con Lizmarie Quintana, pero ya deben estar cansados de leerla. Espera… lo hice otra vez.

Esta foto no tiene ningún propósito que no sea burlarnos de lo charro que era Wisin.


-Subconciente: en este tema participa el niño símbolo del complejo de Edipo, el señorito Lunay. Si no eres una quinceañera o una persona comenenes, no te va a gustar la música de Lunay, pero en esta canción hay que decir que lo hizo bien junto a Yandel. Con este tema, Yandel pretende llegar a los usuarios de TikTok.

-Hasta abajo le doy: un temazo con Brray, Nio García, Catalyna y Juaaaaaankaaaa. Excelente perreo, pero si tienes más de cuarenta como Yandel, lamentablemente hasta abajo no vas a poder darle porque esas rodillas van a sonar como trinco en camilla de quiropráctico.

-El gusto: en este tema participa Dalex, uno de mis favoritos de la nueva y sobreviviente de los globos negros. No me gustó la canción. Dale skip.

-Ilegal: aquí participa un sujeto llamado Omy de Oro… dale skip.

-Concierto privado: Yandel nos sorprende con Pedro Capó en este tema. Muy buen tema, el mejor de todos. Esto también lo escribió mi esposa, que sigue encabroná.

-Eva: Jay Wheeler, el nuevo niño polla, le metió cabrón en el tema, al punto que ni Yandel hizo falta.

-Fiesta y rumba: aquí aparece El Alfa, así que eso va skiiiiiiiiip que se las pela.

-Espionaje: Yandel guardó una última canción para él en solitario, porque al parecer todavía no ha dominado el arte de cantar solo. La canción está cabrona. Sin duda alguna, no le bajó durante todo el disco.

No soy fanático de hacer nuevas versiones de piezas de colección, pero Yandel aquí la sacó del parque. Después de haber escuchado como 48 temas, no voy a decir mucho: el disco está CABRÓN. Le doy cinco de cinco percos… ok, mi esposa me dice que solo le dé cuatro. No voy a discutir, son cuatro de cinco percos entonces.

Leave a Reply

%d bloggers like this: